Para tener Samsung Pay únicamente debes abrir la app, registrarte con tu Samsung Account, registrar las tarjetas bancarias y de lealtad que se quieran utilizar, dar de alta tu huella digital, PIN numérico y firma. Así de fácil.

El acceso a las nuevas tecnologías ha impulsado significativamente el emprendimiento. Hoy en día, los teléfonos inteligentes rompen los paradigmas de empresarios y consumidores, poniendo en la palma de la mano una nueva forma para hacer negocio.

Mantenerse a la vanguardia tecnológica es una necesidad. Incluso los detalles más pequeños pueden hacer perder grandes oportunidades. Por ejemplo, olvidar tu cartera puede ocasionar que se desaproveche una gran oferta para adquirir algún producto; o peor aún, si se conoce a quien parece ser el socio perfecto, no habrá posibilidad de invitarlo a comer para platicar más a detalle acerca de un proyecto.

 

Al tener Samsung Pay, esos descuidos no importarán más, porque puedes pagar en cualquier lugar que reciban tarjeta.

DESLIZA, VALIDA Y PAGA. Tres sencillos pasos que definen la facilidad de esta nueva forma de pago. Primero, DESLIZA tu pantalla para abrir Samsung Pay y seleccionar la  tarjeta con la que quieres pagar, VALIDA el pago con tu huella digital, iris o un PIN númerico y finalmente, PAGA acercando tu Smartphone a la terminal. La aplicación está disponible para los modelos Galaxy Note9, Note8, Note5, S9+, S9, S8+, S8, S7 edge, S7, S6 edge+, A720, A710, A520, A510, A320, J7 Pro y J5 Pro.