Mina La Caridad,


a corazón abierto

Tierra de gigantes. Para mover el material se usan camiones con capacidad de carga de más de 400 toneladas.




Por: Rosalía Lara

Fotos: Jesús Almazán para Expansión

Grupo México

La mina que inició Jorge Larrea hace más de 50 años, hoy está en todo su esplendor y es uno de los complejos más importantes de Grupo México.

Jorge Larrea mandó colocar un asta con la bandera de México en este cerro, llamado de cariño el coloradito.

A mitad de la sierra sonorense, en la zona conocida como el cinturón del cobre, se encuentra La Caridad, una mina que Jorge Larrea -padre del empresario Germán Larrea- echó a andar y que hoy es fundamental en las operaciones de Grupo México, una de las productoras de cobre más grandes de México.


El material extraído se lleva a las plantas para ser molido y concentrado.

En 1964 comenzaron los trabajos de exploración en la zona, para encontrar un depósito de mineral de cobre con reservas probadas de 1,359 toneladas. Y cuatro años después, los geólogos de Asarco, subsidiaria de Grupo México, comenzaron los trabajos para ubicar el material.

Por el volumen de material que se mueve, todos los procesos se hacen con maquinaria automatizada.

La inspección periódica de los equipos es clave para la seguridad.

La mina, que está a 10 kilómetros de Nacozari, está en operación desde 1979 y se prevé que todavía tenga más de 70 años de vida.

Día a día se realizan explosiones en el terreno para obtener más material.

Las llantas usadas por los vehículos son reutilizadas para hacer señalizaciones viales dentro del complejo.

Desde el mirador se contempla la inmensidad de la mina, que todavía tiene más de 70 años de vida.

La Caridad consta una mina a tajo abierto con capacidad de producción anual de 35,000 toneladas de cobre en concentrados. Además, aquí se extrae oro y plata refinados y mobdileno, que es un metal que se usa para hacer aleaciones de acero.


De esta mina han salido más de 1,100 millones de toneladas de mineral de cobre y molibdeno.

La Caridad es la segunda mina de cobre a tajo abierto más importante para Grupo México en el país. En 2018, aportó alrededor de 15% de la producción total del grupo, que opera en México, Perú y Estados Unidos.


El material es triturado para pasar luego por un proceso químico donde se obtiene el cobre.

Con el proceso de lixiviación se logra extraer el metal.

Secado de las placas de cobre refinado.

Placas de cobre conocidas como cátodos listas para ser vendidas.