Las profesiones mejor y peor pagadas en una economía que se desacelera

La desaceleración que enfrenta la economía mexicana ha tenido un impacto en el mercado laboral, pues incide en las percepciones que reciben los profesionistas que se insertan en la actividad productiva remunerada. Y aunque no es garantía de éxito tener una licenciatura o ingeniería, sí hay una consecuencia dependiendo de la profesión que ejerzas o planeas dedicarte en el futuro.

Por Alejandro Rosas

Las mejor pagadas

Minería y extracción es la mejor carrera pagada en México, ya que en promedio perciben ingresos mensuales de 18,551 pesos, con un total de 16,219 profesionales empleados en esta ingeniería. Química se coloca como la segunda mejor opción con un salario promedio mensual de 17,028 pesos y 23,301 personas ocupadas. Finanzas, Banca y Seguros, así como Medicina, Manufacturas y Economía destacan entre las mejores pagadas.

Las peor pagadas

Por otro lado, la licenciatura peor pagada es Formación Docente para servicios educativos, con un ingreso promedio mensual de 8,506 pesos y existen 40,828 personas ocupadas. Terapia y Rehabilitación, así como Tecnología y Protección del Medio Ambiente perciben ingresos promedio mensuales de 8,600 pesos. La mayoría de las personas que estudian estas carreras son mujeres.

Deterioro laboral

México es la segunda nación con el peor desempeño en materia laboral entre los países de la OCDE, con una tasa de empleo de 66% y muy lejos de Islandia, nación líder de este indicador con 87.2%. En calidad de ingresos, tensión laboral, tasa de ingresos bajos, brecha de salario por género, y brecha de grupos desaventajados México tiene uno de los desempeños más pobres.

Al mirar el ciclo del empleo y los salarios por cotización del IMSS entre 2006 y el segundo trimestre de 2019 podemos observar que ambos siguen la misma tendencia, e incluso, en los últimos años el nivel de empleo se comportaba similarmente a los ciclos económicos. Sin embargo, en los dos primeros trimestres de 2019 el empleo cae por la desaceleración económica mientras que el salario aumentó en 6.7%, el más alto en términos nominales en la última década.