Desde el comienzo

Después de 157 años de vida y 88 años en México, Bacardi sabe lo que cuesta construir un legado que continúa creciendo. Hoy es una organización fuerte, en constante proceso de perfección para lograr productos de alta calidad creados con recetas propias y técnicas que van desde lo artesanal hasta lo más vanguardista en la industria del ron.

Cerca de todos

“Estamos preocupados porque la experiencia del consumidor al probar nuestro producto sea no solamente un momento de placer, sino que también sea un gran momento en su vida”, dice Piñeira, quien también es maestro ronero. De ahí que Bacardi busca tener los próximos mejores 10 años de su historia, poniendo atención en lo que el consumidor busca, una estrategia que conoce cada “primo” a nivel global.

La pasión como motor

Al recorrer la planta se percibe el orgullo de pertenecer a esta familia, que tras buscar su camino hacia una nueva era y percibir la necesidad de productos con otro nivel de añejamiento, hoy presenta con orgullo a tres miembros de calidad premium: Bacardi 8 años, Bacardi Gran Reserva 10 años y Bacardí Reserva Limitada.

Una gran casa

La planta tiene sus propias joyas, cuenta con dos edificios firmados por los legendarios arquitectos Félix Candela y Ludwig Mies van der Rhoe. En su interior, la vida comienza desde temprano; se respira fraternidad entre los “primos”, como se llaman entre sus colaboradores, y para los maestros roneros la tarea es todavía más especial.

El camino a la grandeza

Entre el aroma a madera y ron de las barricas de roble blanco elaboradas artesanalmente, Juan Piñera, responsable de operaciones en Latinoamérica, nos contó sobre el camino que siguen: “Nos tenemos que asegurar que los procesos están operando de acuerdo con especificaciones. Así logramos siempre el mismo perfil del producto, pero también ser diferentes a todos los demás”.

Hacia adelante

Las notas de madera proveniente de la barrica y especias en Bacardi 8 años, las reminiscencias de plátano, caña y piña en Bacardi Gran Reserva 10 años, o los aromas suaves y toques de vainilla en Bacardi Reserva Limitada, son muestra de la dedicación con que esta gran empresa toma cada nuevo reto y transforma su éxito en una insignia que atraviesa el tiempo.