CARTIER

Cartier
y los rostros
de su tiempo



Desde 1985, Pasha de Cartier ha sido el reloj insignia para quienes ven el mundo desde otras aristas. Hoy, una nueva generación de talento encarna la campaña de lanzamiento de este ícono.

El génesis


Pasión, espíritu creativo y grandes aires de libertad, fueron algunas de las razones por las que se diseñó Pasha, un reloj de culto que nació bajo el sello de Cartier, una marca legendaria en la historia de la joyería y relojería a nivel mundial. Este año plantea un nuevo statement, pero sin perder la esencia de su diseño en los ochentas.

Hermosas
diferencias


La capacidad de desarrollarse en múltiples áreas a la vez, una visión amplia del mundo, la búsqueda del éxito como constante y mentes creadoras que revolucionan el panorama, son rasgos que comparten los embajadores que representan el lado más refrescante de Cartier, una generación con vida propia.

La comunidad Pasha Cartier

Maisie Williams, actriz inglesa que participó en una de las series más exitosas de los últimos tiempos, Rami Malek, poseedor de un Premio Oscar como mejor actor, Troye Sivan, cantante que escapa a los roles de género de la industria, Willow Smith, cantante, actriz y modelo polifacética, y el exitoso cantante chino Jackson Wang, son las figuras que comparten su vitalidad con Pasha.

Singularidad


Creadores hay muchos, pero pocos consiguen hacer grietas en lo establecido para imponer sus propias reglas. Cada uno de estos cinco embajadores tiene una conexión muy especial con este renovado reloj de Cartier: el talento llevado al límite y la capacidad para entender su época desde una perspectiva marcada con el sello de su personalidad.

Cada segundo
es arte


Oro, acero, diamantes engastados y estructura móvil, son elementos que reúne la versión 2020 de Pasha de Cartier, una pieza que no se aleja de su origen, pero incorpora mayor sofisticación en su corona, brazalete metálico y correa de piel intercambiables gracias al sistema QuickSwitch, y de espinela azul o zafiro, dotándole de un aura más contemporánea. Las horas pasan, pero el corazón de este reloj se vuelve más joven cada día.