Expansión

Para lograr el éxito en la F1, la máxima categoría del automovilismo, se requiere talento y dinero. El piloto mexicano tiene ambos: él se encarga de ganar y sus patrocinadores, de pagar.

POR ZYANYA LÓPEZ


Pocos esperaban que Sergio ‘Checo’ Pérez llegara a lo más alto del podio, mucho menos después de que en la primera vuelta del Gran Premio de Sakhir de la Fórmula 1 –en diciembre de 2020– fuera embestido y mandado hasta la última posición; pero lo logró y el triunfo le supo más que a gloria. Checo competía por darle puntos a un equipo que meses antes había decidido sustituirlo: Racing Point, hoy Aston Martin. Era su penúltima carrera portando el característico traje rosa de la escudería que le dijo adiós después de siete años de trabajo.

El piloto remontó desde el lugar 18 hasta ganar por primera vez, en 10 años de carrera, el gran galardón de la Fórmula 1. En medio del júbilo por el triunfo, la incertidumbre sobre el futuro del piloto tapatío se hacía presente. Sin tener claro su próximo paso, los expertos del automovilismo auguraban el fin de su carrera.

Pero el negocio ya estaba cerrado: en el instante en que Racing Point decidió romper el contrato que tenía con Checo, una gran maquinaria empezó a trabajar para mantenerlo en la máxima categoría del deporte. Días después de su triunfo, fue anunciado como piloto de la escudería Red Bull Racing.

“Lo que hace esa maquinaria es justamente lo que ha hecho desde el primer día de la carrera de Checo: entregar el dinero que se necesite. Probablemente hay un límite, pero el piloto tiene alrededor de él gente influyente en la Fórmula 1 y con mucha capacidad económica”, explica Marco Tolama, analista deportivo especializado en automovilismo.

LAS MARCAS QUE CORREN CON
CHECO PÉREZ

Desliza para ver más

2002

AMÉRICA MÓVIL


Carlos Slim conoció a Checo Pérez en 1997, cinco años después el magnate mexicano creó la Escudería Telmex, programa que impulsó la carrera del piloto. Infinitum, Telcel, Claro y A1 son las marcas que lo acompañan.

2005

INTERPROTECCIÓN


En su debut en Europa, el piloto mexicano atrajo la atención de Juan Ignacio Casanueva, fundador y CEO de la firma de seguros, con quien inició una relación de patrocinio que aún continúa.

2011

JOSE CUERVO


Cuando la marca de tequila supo que el piloto mexicano estaría en las filas de Sauber (ahora Alfa Romeo Racing) decidió apoyarlo a él y a la escudería.

2013

TAG HEUER


Al ser parte de la escudería McLaren, patrocinada por la marca de relojes, el piloto mexicano se convirtió en su embajador. La relación terminó cuando salió del equipo. En 2021 se reanudó al entrar a Red Bull, que también patrocina la empresa.

2016

CITIBANAMEX


El banco, que también patrocina el Gran Premio de México, apoyó al piloto de Guadalajara hasta 2020.

2016

HAWKERS


La marca española de lentes de sol tuvo una corta participación en la carrera del piloto mexicano, quien rompió el contrato después de que la compañía publicara un tuit burlándose de México tras la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

2017

UNIFIN


La empresa de arrendamiento y servicios financieros inició su relación laboral con Checo Pérez en 2017, cuando era parte del equipo Force India, y duró un año. La alianza se retomó en 2021.

2018

XADES


Tras la ruptura con Hawkers, la marca mexicana de lentes de sol comenzó a patrocinar a Checo Pérez. Actualmente trabajan juntos.

2018

PEMEX


A través de su subsidiaria MGI Asistencia Integral, la petrolera patrocinó al piloto hasta 2019, cuando el gobierno de López Obrador retiró el subsidio. Pérez mantiene una demanda por 2.8 mdd.

2021

KAVAK


Dos meses después de ganar el Gran Premio de Sakhir, Pérez se convirtió en socio y accionista de la start-up de compra- venta de autos usados. El piloto utiliza el logo de la empresa en sus carreras y otras actividades.

2021

WALMART


Después de que la empresa de retail patrocinara la escudería Red Bull, que tiene a Pérez en sus filas, el piloto se convirtió en imagen de sus campañas publicitarias.



¿Quién está detrás?

Pérez es un imán para la audiencia y para los patrocinadores. Son estos quienes han jugado un rol importante en su carrera. En el automovilismo, lograr el éxito requiere de horas de entrenamiento, habilidades y talento. Pero no solo eso, para obtener un asiento en la máxima categoría de esta disciplina se necesita dinero.

El piloto mexicano lo sabe, y por eso una de sus grandes apuestas son las relaciones a largo plazo con sus aliados comerciales, tal como sucede con América Móvil e INTERprotección.

“Es un deporte en el que se debe hacer mucha inversión. Desde pequeños, desde que se involucran en el kartismo (disciplina básica que se practica con karts), los patrocinadores juegan un papel clave en la carrera de los pilotos”, dice Luis Ramírez. “Es un proceso muy difícil porque, más allá del talento, se requiere inversión: conforme más asciendes, más pagas”.



Sergio Pérez inició en el karting en 1996, con seis años. Ocho años después dio el salto al nivel profesional conduciendo para la Escudería Telmex, equipo creado por Carlos Slim Domit y su padre, Carlos Slim Helú, para impulsar el talento latinoamericano. Con el apoyo de los empresarios mexicanos llegó a Europa en 2005 a la Fórmula BMW (la Fórmula 2). Su desempeño le permitió dejar las categorías juveniles y debutar en las grandes ligas como el piloto titular del equipo Sauber en 2011.

“La evolución, por supuesto, ha tenido que ver con su crecimiento profesional y experiencia, pero sin la ayuda financiera de sus patrocinadores no creo que hubiera podido llegar a la máxima categoría. (...) Cuando los patrocinadores lo pusieron en Sauber, prácticamente tuvo que ser así porque es de los equipos que recibía a pilotos jóvenes, se le abrieron las puertas y ahí lo colocaron con la intención de llevarlo a equipos más grandes e importantes”, explica Tolama.

Además, la escudería no le da exposición a las marcas que no inviertan. “En las negociaciones que hay para que se quede tiene que haber dinero. Checo no ha llegado a ser codiciado por los equipos como para buscarlo y pagarle, le toca decirle a sus patrocinadores que el asiento cuesta tanto y así inicia todo”, afirma el experto.





Lo cierto es que Checo Pérez “ha puesto el nombre de México en lo más alto del automovilismo y por quien seguiremos apostando porque nos enorgullece e inspira apoyar al talento mexicano en cualquier ámbito”, afirma Juan Ignacio Casanueva, de INTERprotección. “Es como de casa, es un amigo de siempre. Ha sido embajador de la marca desde hace 15 años… Además, desde 2019 es socio de INTERprotección en Guadalajara. (...) Lo hemos acompañado al pasar de los años, hemos estado presentes en todos sus triunfos, pero también en los momentos másdifíciles”,agrega Gabriela Gutiérrez, directora de Marketing de INTERprotección.

Y así es como debe ser la relación entre las marcas y los deportistas, dice Carlos Cantó, CEO de la consultora de patrocinios deportivos SPSG Consulting.

La fórmula de las marcas

Sergio Pérez tuvo un 2020 desafortunado. Se perdió un par de carreras al dar positivo por Covid-19 y quedó fuera de la escudería que salvó de caer en la bancarrota apenas dos años antes, cuando la demandó por incumplimiento de pago, obligándola a recurrir al concurso mercantil. Esto permitió que el multimillonario canadiense Lawrence Stroll –su dueño actual– la comprara y se salvaran alrededor de 400 empleos.

2020 fue duro para Checo, pero sin duda, “significó el inicio de su mejor año profesional hasta ahora”, según Luis Ramírez, especialista en automovilismo y mánager de F1 Última Vuelta, un medio de comunicación especializado.

Su arribo a Red Bull fue un gran acierto para su carrera, para su imagen personal y también para su cartera, señalan los especialistas consultados.

El mexicano no corre solo y las escuderías que se interesan por él lo saben, y lo aprovechan. América Móvil, empresa del magnate Carlos Slim, lleva respaldándolo durante más de dos décadas e INTERprotección, más de 15. A estas, sigue una lista de marcas a las que el tapatío abrió la puerta comercial del Gran Circo, como se conoce la F1.

En febrero de 2021, el bróker de seguros cerró la alianza comercial con la actual escudería de Pérez. Días después, América Móvil siguió el mismo camino. Juan Ignacio Casanueva, presidente del consejo de INTERprotección, comparte que la amistad con Checo Pérez ha permitido solidificar la presencia de la compañía en la F1.




INTERprotección y la firma de Slim están presentes en el casco del piloto, junto a Kavak, el primer unicornio mexicano que se dedica a la compraventa de autos usados (del que Pérez es socio), así como la empresa de arrendamiento y financiamiento Unifin, con la que ya había trabajado en 2017, pero retomó relación este año, cuando ingresó a Red Bull.

“No solo son los líderes, llegaron a revolucionar el sports marketing de una forma increíble y desde luego que es muy atractivo para cualquier empresa que busque posicionamiento y exposición a nivel mundial. Con ellos trabajas mucho fuera de la pista, es un esfuerzo doble el que hay que hacer como piloto, pero estoy aprendiendo muchísimo y, desde luego, disfrutándolo también”, agrega el piloto mexicano.



Para Red Bull, esto fue redituable. Se calcula que la escudería ha recibido de patrocinadores mexicanos entre 15 y 20 millones de dólares en el año, según datos de Formula Money y Black Book F1, medios de comunicación y análisis especializados en el sector. Este monto, explica Santiago de Mollinedo, General Manager de la consultora de marketing y análisis de imagen Personality Media, tiende a incrementarse según los triunfos del piloto mexicano.

“Es sencillo, pues se basa en el tiempo de exposición. Si ocupa lugares de liderazgo, la emisión de la competencia le dedica más tiempo, la prensa nacional e internacional también habla de Checo Pérez y, por lo tanto, las marcas que lo patrocinan logran un mayor retorno de inversión”, menciona el experto.








Créditos:

FOTOGRAFÍAS: GETTY IMAGES y CORTESÍA/ ANIMACIÓN Y PROGRAMACIÓN WEB: Nayeli Araujo